#NINGÚN ALUMNO DEL LORCA DESCONECTADO, # NINGÚN ALUMNO DESCONECTADO II

Ayer día 15 de abril  recien “llegados” del periodo vacacional de Semana Santa, se  ha preparado y empaquetado el segundo reparto de equipos portátiles del centro que se han reinstalado y reparado para el alumnado que se ha detectado que no tenía posibilidad de tener uno para el trabajo a distancia.  En total han sido más de treinta equipos los que se han repartido entre la semana anterior a Semana Santa y en el día de ayer.

>/center>
Este equipamiento procede de los carritos de portátiles pequeños que tenía el centro y de los que se han recuperado y ampliado bastantes equipos. El procedimiento para responder a las demandas del alumnado y las familias ha sido, como ya se explicó en su momento, una sondeo previo del profesorado, los resultados de las primeras semanas de enseñanza a distancia y la recogida de información que ha ido llegando desde el propio alumnado, las familias y los tutores de grupo junto con el Departamento de Orientación , Secretaría, Equipo Directivo, etc, etc. Todos ellos  han colaborado en esta detección de necesidades y en toda la infraestructura que no ha sido cuestión de un día para otro.

Y Tampoco esto hubiera posible sin la colaboración de la Agrupación Local de los Voluntarios de Protección Civil que han trabajado de forma magnífica, repartiendo en los domicilios de forma rápida, teniendo que ir varios días a hacer la entrega, haciendo varias entregas a medida que estaban revisados. A ellos el agradecimiento enorme y sincero, a todos ellos y especialmente a Francisco Blanco que además es padre de alumnos del centro y miembro de la directiva de la AMPA Mariana Pineda.

Esta especie de cadena de favores, no se hubiera podido completar tampoco sin el apoyo real que han brindado las empresas de Comunicaciones de la Localidad: FiberPlus y PueblaTel. El equipo sin conexión no tiene sentido y gracias a ambas se ha podido minimizar esta carencia que se daba en menor número que la de los ordenadores, pero también existía. Tal y como desarrollamos en la noticia al respecto, muchísimas gracias a ambas.

Sin miedo a equivocarnos, les podemos asegurar que siempre ha estado, desde que comenzó esta situación de emergencia y cierre del centro, en la preocupación de toda la Comunidad y especialmente del Equipo Directivo y el Profesorado, la situación del alumnado que ya de por sí lo tenía más complicado en la situación normalizada, cuanto más ahora en este nuevo escenario.  Esto viene determinado por una serie de factores de historial educativo, aspectos socioeconómicos, necesidades educativas especiales, etc. Se trata por tanto, no unicamente de una brecha digital que podría existir y existe por supuesto e  incluso en el profesorado, sino de una brecha mucho más profunda: brecha social y brecha económica que determina también muchas de las expectativas respecto a la educación.

Es cuanto menos curioso que atendiendo este centro una parte de familias más desfavorecidas o necesitadas, las estadísticas de alumnado con carencia de equipos y de conexión a internet, prácticamente coincide con las cifras que ha dado el Ministerio de Educación y la Consejería: en torno a un 10% del total(algo más de 30) en el caso de carencia de portátiles u ordenadores y en torno a un 4% con situación de sombra de conectividad y sin posibilidad de remediar ambos temas.  Hasta cierto punto nos hemos sorprendido favorablemente  porque esperábamos cifras mayores, nos hemos puesto al límite. Ya no hay más, “el limón está exprimido al máximo” pero esto no deber ser incoveniente para ir solucionando otros problemas que seguramente irán surgiendo dependiendo también del periodo de confinamiento y los mecanismos de vuelta a una situación parecida a la anterior a la Pandemia, lo que se está denominando desescalada hacia la vuelta  escolar.

Por tanto cansados  de todo este trajín, pero satisfechos y desde luego inisistimos en que  una vez que se ha hecho realidad  con la ayuda de todos los agentes y personas mencionadas, ahora queda seguir sin estar desconectados y pedir  también  responsabilidad en el uso adecuado  de estos medios a estos alumnos y alumnas y sus familias. Desde así se les va a pedir y demandar.

Por supuesto  que  no todo tiene por qué  ser internet y ordenador, que debemos aprovecharlos y que de paso propiciará seguramente una  mejora en  las competencias digitales del alumnado que va a venir de la mano de toda esta situación. Pero como decimos, también puede que haya que responder con  otras estrategias distintas que  permitan llevar papel y material impreso a el alumnado que necesita  este complemento por sus propias características y en  función de su situación académica, una especie de cadena humana que permita llevar estos materiales  para que este alumnado de aula específica o aula ordinaria o aula de apoyo  y sus familias no se sientan abandonados.

También tendremos que conocer exáctamente cómo se ha ido viviendo todo esto desde la perspectiva de los distintos sectores de la Comunidad Educativa del IES F. García Lorca: alumnado, familias, profesorado, AMPA, etc. Muy pronto trabajaremos en estos dos aspectos.

Por último también tenermos que demandar la mejora de nuestra situación para afrontar retos de este tipo, mejora de competencia profesional, de recursos, de apoyo de la administración, etc. En este último aspecto, no parece lógico que nuestra zona no esté incluida en el programa Eracis de apoyo a entornos desfavorecidos, no sabemos ni conocemos la causa exacta de este despropósito, si se encuentra a nivel de administración local o provincial, pero creemos que tenemos el derecho de demandarlo y la legítima aspiración a que nos igualemos también en estos aspectos.

Mientras tanto, aprovechemos los recursos y desde luego ¡Muchas Gracias!. Con todo ello hemos aprendido como comunidad y a nivel individual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *